Warning: count(): Parameter must be an array or an object that implements Countable in /home/historiaglo/joseragas.com/wp-content/themes/moje/header.php on line 81

[COLUMNA] Halt and Catch Fire

n/a
shares
Share on Facebook
Share on Twitter
Share on Google+
Share on LinkedIn
+
Tendencia

Ahora que las series de TV están ofre­ciendo más alter­nativas que las pelí­culas en cuanto a originalidad y producción, es bueno volver a la pantalla chica a ver qué nue­vas series aparecen y puedan captar nuestra atención. Gra­cias a la sugerencia de un co­lega, comencé a ver Halt and Catch Fire (2014), emitida por la cadena AMC, la misma de Breaking Bad. La serie si­gue el desarrollo de las prime­ras computadoras personales a inicios de la década de 1980, reconstruyendo el ambiente de creatividad y caos que sig­nificó este tipo de proyectos a través de tres personajes: Joe Mc Millan, Gordon Clark y Ca­meron Howe.

Hay dos aspectos que me llamaron la atención al ver esta serie. La primera es que se aleja del modelo clásico de Silicon Valley y de Steve Jobs. La serie muestra que el avance en la computación se debió a trabajos de equipo y no solo a genios individuales. Así, fue necesario reunir ta­lentos diversos y heterogé­neos, desde quienes sabían programar hasta quienes po­dían vender equipos y pro­yectos que aún se hallaban en borrador. La serie se despla­za hacia Texas, región en don­de surgió el Prairie Valley, uno de los epicentros de desarro­llo de software que compitió abiertamente con Silicon Va­lley en California y las compa­ñías que ahora conocemos.

La segunda es que la serie pone énfasis en las protago­nistas femeninas y el rol que estas tuvieron en el desarro­llo de la informática. Hay dos personajes principales: Came­ron Howe, arquetipo de pro­gramadora anarquista que de­sea que las computadoras sean más que máquinas, y Don­na Clark, casada con Gordon Clark, y experta en computa­doras. Ambas terminan for­mando una start up para pro­ducir videojuegos en línea a través de un modem, el prede­cesor de nuestros actuales jue­gos vía internet. Y ambas, por supuesto, sufren del machismo propio de un sector como el in­formático que visibiliza más a hombres que a mujeres.

Es una excelente serie y re­comiendo verla (su primera temporada completa ya está en Netflix). Los mayores de treinta sentirán algo de nostal­gia al ver el desfile de las prime­ras computadoras que llegaron al Perú y que tratamos de con­seguir cuando éramos aún ni­ños: el Atari, las Commodore, y las primeras Apple. Los más jó­venes también la disfrutarán, y podrán apreciar cuánto he­mos avanzado en estos últimos treinta años.

 

Esta columna apareció en Diario Exitosa (4 de octubre de 2015). La imagen proviene de IMDB.

Share on Facebook
Share on Twitter
Share on Google+
Share on LinkedIn
+
Tags: